Jueves, 25 Enero 2018 21:15

La Vuelta más inclusiva del mundo

Escrito por

No fue una jornada más para el ciclismo. El Parque de Mayo recibió al pelotón del ciclismo adaptado en una etapa inédita para el mundo del deporte. La Secretaría de Estado de Deportes le dio la posibilidad al paraciclismo de ser protagonista de una Vuelta UCI en la tarde del jueves.

La emoción a flor de piel y los aplausos fueron el marco que tuvo el parcial del ciclismo adaptado. El arco de largada y llegada de la Vuelta a San Juan, sobre calle San Luis al frente del Estadio Cantoni, le dio el toque distinguido al circuito elegido para que los 90 pedalistas, distribuidos en Tándem, individuales y hand bike, fueran parte por primera vez de una Vuelta UCI.

Para muchos de ellos, fue la iniciación en el ciclismo o que se rozan con otros ciclistas formando un pelotón. En tanto que otros, ya tienen la experiencia de participar en contiendas nacionales, como los Gran Prix, Campeonatos Argentinos, Juegos Panamericanos, Olímpicos o Mundiales de la especialidad.

Cada ciclista, con el casco reglamentario, recorrió el trazado que ocupaba el interior del Parque de Mayo. Acompañados por el aliento de su familia y seguidores del deporte más popular de San Juan, los pelotones fueron avanzando para completar los giros estipulados para cada categoría. Los diferentes funcionarios que se hicieron presentes, como el Gobernador Sergio Uñac, el Secretario de Estado de Deportes, Jorge Chica y el Subsecretario de Deporte y Alto Rendimiento, Alberto Naveda, fueron los encargados de bajar la bandera a cuadros más que orgullosos por el esfuerzo de todos los participantes. La premiación también fue inclusiva, donde los protagonistas de la tarde recibieron sus medallas y saben que en la provincia se está trabajando para que puedan continuar con la práctica deportiva.

La prensa local, nacional e internacional no quiso perderse el acontecimiento que ya está sentando un precedente para el deporte inclusivo, y le mostró al mundo una fiesta más para el deporte pedal, porque a la Vuelta la hacemos todos.