Lunes, 26 Agosto 2019 17:33

Vuelta Inclusiva: la carrera pionera de América que crece año a año

Escrito por

Nació en 2018 y la próxima será la tercera edición. Cada vez son más los competidores del ciclismo adaptado que en verano llegan a San Juan para ser partícipes de una competencia sin precedentes en el continente.

Decir ciclismo en San Juan es cosa seria. No por nada esta provincia es considerada la capital de Argentina en el deporte. La historia local indica que esta disciplina deportiva ha tomado tanta trascendencia que todos los sanjuaninos esperan con ansias la llegada de la Vuelta a San Juan. Esta competencia, creada en 1981 y que desde 2017 se encuentra dentro del calendario UCI, anhela seguir creciendo y entre sus pergaminos está la Vuelta Inclusiva.

Esta carrera celebró su primera edición en 2018 y desde entonces marcó un antes y un después en la materia. Es que en los calendarios ciclísticos del resto del mundo -especialmente en Europa- no es común que, dentro del itinerario de una competencia con puntaje UCI, como la Vuelta a San Juan, haya espacio para que se desarrolle con exclusividad una carrera para el ciclismo adaptado.

La Vuelta Inclusiva reúne a todo tipo de ciclistas de ambas ramas (femenino y masculino). Hay quienes que, gracias a esta competencia, se inician en el ciclismo adaptado y hay otros que ya supieron competir profesionalmente (campeonatos nacionales, Gran Prix, Campeonatos Argentinos, Juegos Panamericanos, Olímpicos o Mundiales de la especialidad) y que de igual manera en enero se hacen cita en la tierra del buen sol y el buen vino. La competencia ofrece tres categorías distintas: tándem, handbike y triciclo. El grado de discapacidad en handbike y bicicleta puede ser de 1, 2, 3, 4 y/o 5, mientras que en triciclo sólo de 1 y 2. Además, cabe destacar que el ciclista puede correr gratuitamente en la carrera competitiva o participativa. Los ciclistas que corren en la competitiva deben presentar apto médico, licencia y ser mayores de 18 años.

El Parque de Mayo fue el recinto que albergó el debut de la carrera. En aquella ocasión, se hizo de manera participativa y los participantes fueron noventa. Al año siguiente, en el autódromo denominado Circuito San Juan Villicum, con rango competitivo participaron ochenta y nueve. Los protagonistas provienen de distintas partes ya que participan sanjuaninos, corredores de otras provincias (como Juan Vicente, Rodrigo López o Analía Romero) y también de otros países (como el italiano Michele Pittacolo). La próxima Vuelta Inclusiva será la tercera, el escenario deportivo se confirmará próximamente y la expectativa es mayor ya que se espera superar la cantidad de cien competidores.

La Vuelta a San Juan Internacional marcó un hecho sin precedentes en los calendarios oficiales UCI al incluir a la Vuelta Inclusiva. Esta carrera es única en el continente y sin discriminación alguna, ya que de ella pueden participar cualquier ciclista adaptado.